La certificación ISO 9001:2015  es  posible en 12 semanas,

porque ninguna empresa  u  organización está en cero respecto a la norma.

La certificación ISO 9001 puede ser costosa y tardada, si usted piensa que su empresa u organización parte desde cero.

iso-9001

Todas las empresas y organizaciones formales cuentan con un método para realizar su gestión cotidiana ya que, de otro modo, no podrían suministrar productos y/o servicios a sus clientes, como lo hacen hoy en día, y por ende facilitan la implementación de la norma ISO 9001.

La única situación en que una empresa u organización no cuenta con un método de gestión, es cuando ésta no existe.

¿Qué es la norma ISO 9001 y para qué sirve?

La norma ISO 9001 establece 168 puntos de referencia o buenas prácticas de gestión   —denominados requisitos—    para precisar la gestión actual de su empresa u organización, respecto a la calidad.

¿Cómo se precisa la gestión bajo la norma ISO 9001?

Al implantar los puntos dela norma ISO 9001, la gestión de su organización es más precisa, ya que:

  1. Cuenta con un PLAN donde se establecen las actividades requeridas para suministrar los productos y/ o servicios requeridos por sus clientes, es decir, para la gestión de la calidad.
  2. Lleva a la práctica las actividades para gestión de la calidad, de acuerdo con el PLAN.
  3. Evalúa sí los RESULTADOS OBTENIDOS cumplen con los resultados PLANIFICADOS.
  4. Toma ACCIONES formales cuando los resultados obtenidos no cumplen con el PLAN, o cuando tales resultados podrían ser mejores que los obtenidos.

Dicho PLAN puede adoptar la forma de política, objetivo, programa, procedimiento, instructivo, dibujo, plano, diagrama, mapa, checklist, formato, una combinación de éstos, etc.; con el formato, en el medio y la con extensión necesarias para cumplir con los requisitos de sus clientes; así como con los requisitos legales relacionados con tales productos y/ o servicios.

Su empresa u organización obtiene los siguientes BENEFICIOS inmediatos al precisar su gestión, bajo la normativa ISO 9001:

  • Demostrar a sus clientes que puede suministrar continuamente productos y/o servicios que cumplan con sus requisitos.
  • Mantener al día el cumplimiento de los requisitos legales, aplicables a los productos y/o servicios suministrados.
  • Identificar cómo aumentar continuamente la satisfacción de sus clientes.
  • Abordar los riesgos y oportunidades asociadas con su campo de acción (contexto).
  • Abordar los riesgos que puedan impedir el cumplimiento de sus metas.
  • Abordar las oportunidades que puedan facilitar el cumplimiento de sus metas.

Para tal propósito, los requisitos ISO 9001 se enfocan únicamente sobre aquellas categorías de actividades fundamentales, que realiza cualquier empresa u organización:

  1. Actividades realizadas por el personal para establecer y mantener las relaciones con los clientes (sección 8.2 de ISO 9001).
  2. Actividades realizadas por el personal para crear un nuevo producto y/o servicio, o para mejorar uno ya existente (sección 8.3 de ISO9001).
  3. Actividades realizadas por el personal para obtener y manejar los insumos requeridos para la producción de bienes, o para la provisión de servicios al cliente (sección 8.4, 8.5.4 y 8.7, de ISO 9001).
  4. Actividades realizadas por el personal para producir bienes y/o proveer servicios al cliente (sección 8.5 de ISO 9001).
  5. Actividades realizadas por los administradores para suministrar los recursos necesarios para apoyar la provisión de bienes y/o servicios al cliente (sección 7 de ISO 9001).
  6. Actividades de planificación realizadas por los administradores para establecer las metas de la organización; así como las acciones (el plan o planes) para alcanzarlas (sección 4, 6 y 8.1 de ISO 9001).
  7. Actividades realizadas por los administradores para dirigir e impulsar a las personas hacia el cumplimiento de las metas de la organización, liderazgo (sección 5 de ISO 9001).
  8. Actividades realizadas por los administradores para evaluar el desempeño de la organización (sección 9 de ISO 9001).
  9. Actividades realizadas por los administradores para tomar acciones cuando los resultados no son los esperados (sección 10 de ISO 9001).

Bajo este esquema, su empresa u organización sólo necesita seguir tres pasos para lograr la certificación ISO 9001:2015.

Primer paso: establecer un programa de implantación con un horizonte de 12 semanas; donde:

  • la Semana 1, se destina para establecer el mapa de procesos para describir la gestión de la calidad; se recopilar la documentación actual de su organización (el PLAN) relacionadas con los puntos de la norma ISO 9001; se determina la documentación y evidencias que hagan falta; se asignan responsables de tal documentación y se elabora en la semana 2.
  • Las semanas siguientes se destinan a implantar la documentación y registros (evidencias) faltantes.
  • En las semanas 10 y 11 se lleva a cabo la auditoría de certificación (etapas 1 y 2).
  • Y en la semana 12 se realizan las gestiones pertinentes para obtener su certificado ISO 9001:2015.

Segundo paso: elaborar el mapa de procesos para la gestión de la calidad, completando cada una de las categorías de actividades anteriores (9 sí su organización crea nuevos productos o servicios; y 8 si no), con el resultado o resultados puntuales obtenidos en cada una. Sí los resultados son bien identificados, se convertirán en las entradas de una o varias categorías de actividades y los resultados de estás en las entradas de otros, obteniendo así un ciclo continuado y SIN FIN de procesos hacia la mejora continua.

Tercer paso: precisar las actividades de cada proceso, mediante la implementación de la documentación y registros pertinentes para implantar los puntos de la norma ISO 9001; y llamar a la casa certificadora para que realice la auditoría de certificación ISO 9001:2015.

"Trackback" Enlace desde tu web.

Deja un comentario

Debes iniciar sesión para dejar un comentario.